Deprecated: Required parameter $content follows optional parameter $blocks in /homepages/26/d321949086/htdocs/periodicorociero/plugins/content/innercontent/innercontent.php on line 75

Emigrantes ha presentado su cartel de sus 50 caminos, obra del artista Mario Moya




La Merced se llenó de Rocío con los cultos que la hermandad ha celebrado para preparar Pentecostés 2022.

La Real Hermandad de Emigrantes de Nuestra Señora del Rocío de Huelva se encuentra inmersa en su preparación para emprender su 50 camino hacia la aldea almonteña y el pasado sábado, 23 de abril, daba a conocer en la catedral el excepcional cartel conmemorativo de tal efemérides, obra del brillante artista onubense Mario Ignacio Moya Carrasco, licenciado en Bellas Artes, y que ha sido patrocinado por Fertiberia.

Moya, pintor, escultor, rociero y cofrade como él mismo se define, ha conseguido plasmar en su lienzo toda la esencia de la hermandad de las flores. El artista aseguró que se había inspirado para realizar esta imagen en el “colorido, personalidad y saber hacer de esta ya tan joven hermandad”.

El autor describió su obra de “simétrica, donde la imagen de la Virgen obviamente destaca como motivo central, con unas aves que migran alrededor suya y aparece enmarcada en las puertas del cielo”. En su obra también destaca la Concha Peregrina, “símbolo inequívoco e icónico de Emigrantes, todo ello sobre un bordado en verde y oro”. Asimismo, vemos como “los peregrinos caminan a los pies de su planta como hace ya 50 años. En un colorido protocolo tan característico”. No olvida el autor expresar en su obra el exorno floral tan “inconfundible” de la carreta del Simpecado. Asimismo, destaca la leyenda “50 años caminando” y “Pentecostés 2022”.

Del autor de esta magistral obra, que fue aplaudida por todos los asistentes, decir que su arte puede contemplarse, entre otros muchos espacios, en las iglesias de la Esperanza o de la Concepción, con los cuadros en gran formato de Santa Ángela de la Cruz, San José y San Francisco de Asís; y la Anunciación y la Natividad respectivamente. Además, en cuanto a imaginería es autor en nuestra ciudad del Cristo de la Providencia, así como la mayoría de imágenes secundarias de la propia Hermandad de la Santa Cruz o de la imagen procesional de la Purísima Concepción de la Hermanad de la Inmaculada.

En el campo de la cartelería, mencionar las realizadas para hermandades como la Esperanza, Victoria, Nazareno o Cinta, siendo también cartelista de la Semana Santa de Huelva en los años 2001 y 2012. En cuanto al mundo rociero ha realizado los carteles del 75º aniversario de la bendición del Simpecado de la Hermandad del Rocío de Huelva, romería del Rocío del 2016, editado por la Hermandad Matriz, Magna Rociera de 2019 y el más reciente para la muestra ‘Huelva es Rocío’.

Función Principal

Por otra parte, Emigrantes ponía punto y final a sus tradicionales cultos preparatorios para Pentecostés 20222 con la celebración de su Función Prin¬ci¬pal presidida por el vicario episcopal para la Administración de los Bienes Dioce¬sanos y Relaciones Institucionales, canónigo de la catedral, párroco de Nuestra Señora de la Merced de Huelva y director espiritual de Emigrantes, Jaime Jesús Cano Gamero, y que contó con el acompañamiento musical del co¬ro de la filiar rociera y donde los hermanos realizaron la profesión pública de fe.

A dicha celebración asistieron el alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, los te¬nientes alcaldes María Villadeamigo y Daniel Mantero; subdelegada del gobier¬no en Huelva, Manuela Parralo; portavoz de la Diputación Provincial, Salvador Gómez; delegada de Turismo de la Junta de Andalucía, María Angeles Muriel; coronel jefe de la Comandancia de la Guarda Civil de Huelva, Andrés López; representantes de las hermandades del Rocío de Rociana y Huelva, de la Cinta, Sagrada Lanzada y del Nazareno.

“Con fe de peregrino camino para verte, entre prados de romero y de lirios silvestres, por ti camino Rocío, lo hago para quererte, todos los días del año, sueño con poder verte; y como un buen rociero lo comparto con mi gente; que Emigrantes en el Rocío es poesía y canciones, es amor hecho Salve hacia Ti ¡Madre de mis amores! que con decirte Rocío invoco todas las tradiciones que Madre no hay más que una, ¡Madre de mis amores! “Con estas letrillas” escritas en 1994 por Pepe Ortiz, hermano mayor de Emigrantes en ese año, quiso iniciar su homilía Cano Gamero en un año en que su hijo, José Antonio, será el encargado de conducir a sus hermanos hasta la aldea almonteña. Decía que no era casualidad que haya comenzado así; “lo he hecho porque de esta forma es como se transmite la fe de padres a hijos, de generación en generación, desde los primeros discípulos”.

Asimismo, tuvo palabras para el presidente de Emigrantes, José Francis¬co Garrido, y su junta de gobierno, señalando que “vosotros sois miembros de la Iglesia, que mediante la devoción y el amor a la Santísima Virgen del Rocío, celebráis y vivís vuestra fe con un verdadero compromiso cristiano”. También aprovechó la presencia del alcalde para agradecerle “todas las ayudas que nos ofrecéis, no sólo para el día de la salida de nuestra hermandad por las calles de Huelva, sino durante todo el año. Habéis sabido entender que a los ciuda¬da¬nos que os toca servir están movidos por la fe que se traducen en numerosos actos y celebraciones donde ponen de manifiesto su identidad cristiana”.

Tuvo palabras de “gratitud y llenas de cercanía” hacia el hermano mayor, diciéndole que “después de dos años de espera, vas a llevar a nuestra Her¬man¬dad de Emigrantes a la aldea del Rocío. En este tiempo que he tenido la suerte de conocerte, sé que cumplirás tus funciones no mirándote a ti mismo, sino por el bien de los hermanos y peregrinos que caminaremos junto a ti arro¬pando a nuestro ‘Simpecao’. Sólo te pido que lleves a nuestra hermandad con humildad pero con orgullo y que todo el que se acerque a nosotros tú le puedas decir: Vente con mi Simpecao, si no tienes con quien ir, que cualquier camino es bueno si lo abre un tamboril, y te sientas en mi mesa a la hora de comer, que en una mesa de hermanos, si comen dos comen tres. Y en mi casa de her¬mandad hay un sitio para ti, si cuando llegue la noche no tienes donde dormir”.