Obra social del Centenario de la Coronación canónica de la Virgen del Rocío




La Obra social de las Hermandades del Rocío con motivo del centenario de la coronación canónica de la Patrona de Almonte, es todo un regalo para el corazón de la Virgen.

Para los que aún queden que no tengan idea de este regalo, se trata de la creación de una sala lúdica en la planta de Oncología de niños y jóvenes del Hospital Virgen del Rocío, de Sevilla, para hacerles más agradable la estancia en su proceso de una mejor calidad de vida.

Esta obra, que se puso en marcha de forma paralela con el regalo de la corona de las Hermandades a la Virgen, requiere también de esfuerzo, tesón y, sobre todo, perseverancia, pues no servirá solo el ponerla en funcionamiento, sino su posterior mantenimiento para que pueda seguir adelante.



Los niños y los más jovencitos, durante su hospitalización, pasan largas horas conviviendo con la enfermedad, también con aquellos que trabajan para ayudarlos a recuperarse o a tener las mejores condiciones y una calidad de vida mientras la enfermedad está presente en ellos.

Todos los esfuerzos son pocos para que esas horas, esos días, sean lo más agradables posibles, y de ahí la puesta en marcha de ese espacio necesario para que puedan leer, escuchar música, hacer deporte, charlar con otros amigos… Un espacio donde ellos y sus familiares puedan tener un entretenimiento más allá de las paredes de sus habitaciones.

Muchas personas se están volcando con el proyecto, y desde nuestras Hermandades se nos invita a colaborar.



Quizá haya quien se pregunte cómo hacerlo, pero hay diferentes vías, desde donativos, hasta comprar pulseritas, o participando en los eventos que se están organizando para sacar dinero que arrime ascuas a esta candela.

Que no nos pase desapercibido y, en la medida de nuestras posibilidades, lo hagamos posible. Un céntimo suma. Uno de cada uno puede poner delante de nuestros ojos una enorme montaña de amor y generosidad.

Francisca Durán Redondo
Directora de periodicorociero.es