Deprecated: Required parameter $content follows optional parameter $blocks in /homepages/26/d321949086/htdocs/periodicorociero/plugins/content/innercontent/innercontent.php on line 75

La convivencia en el Rocío

De las cosas más bonitas que tiene el Rocío una de ellas es la convivencia que a mí me parece impresionante y quien va al Rocío sabrá comprenderme.

Me gusta la convivencia en el camino, porque vas con tu gente de siempre o vas con gente nueva a la que se le hace sentir como si lo fuera de siempre, se le da confianza, se le abren las puertas y se le intenta dar lo mejor para que sea rociero para siempre.

También me gusta la convivencia de los días anteriores del camino. Porque en ellos también se convive, preparando las cosas, mirando si esto o lo otro sería bueno llevarlo o no es necesario. Es una manera de irse poniendo de acuerdo y de conocerse, cada uno con sus pareceres diferentes.

Y ya viene la convivencia en El Rocío, la que te hace compartir en una Casa de Hermandad la comida, las risas, los dormitorios, o en una casa de las que se alquilan, que igualmente se comparte la comida, los aseos, los espacios y los momentos, o en una carriola o en una acampada...

Yo no suelo entender a las personas que varían a menudo de gente para ir al Rocío. Que le da igual ir este año con un grupo, el que viene con otro, y que antes fue con otros pocos; que ayer eran “amiguísimos” de un bando y hoy no los miran a la cara porque son “amiguísimos” del bando contrario, porque eso no te deja encajar en ninguno. A mí me gusta la convivencia familiar, la que yo sé que me hace estar bien, con mi conciencia bien; una convivencia sana, en la que estoy a gusto porque no le hago mal a nadie y por eso sé que quienes vienen a mi casa pueden hacerlo de la misma manera, para que se sientan bien.

La convivencia en el Rocío es preciosa si se sabe llevar en condiciones, si se hace con el corazón, si cada uno pone de su parte, si se comparte con alegría y si el centro de todo es la Virgen, porque si no la convivencia se convierte en unos días de fiesta como los que se pasa en una feria, de botellón o en un día de juerga.

Lo que hace distinta la convivencia del Rocío es que nos agrupamos por Amor a la Virgen del Rocío y por eso es tan especial para las personas que tienen claro que Ella es la Reina de esa Fiesta.